//
Filosofía JIT. Método KANBAN

El Justo A Tiempo (JIT) contribuye a unas operaciones eficientes, como una filosofía de mejora continua que elimina el desperdicio y respalda a las organizaciones ajustadas (LEAN). La investigación y experiencia indican que, cuanto más completo en alcance y profundidad sea el JIT implantado, mayores serán los rendimientos globales de la empresa.

Justo a tiempo es una filosofía de resolución continuada y forzada de los problemas, que respalda la producción ajustada. JIT es un ingrediente clave de la producción ajustada. Cuando ambas se ponen en práctica como una estrategia de fabricación integral, JIT y la producción ajustada sostienen la ventaja competitiva y tienen como resultado mayores rendimentos totales.

Con JIT se tira o arrastra de los componentes y suministros, a través de un sistema de producción para que lleguen DONDE se necesitan y CUANDO se necesitan. Si no se llega justo cuando es necesario, se ha identificado un problema.

Esto convierte a JIT en una excelente herramienta para añadir valor eliminando desperdicios y variabilidades indeseadas. Los costes asociados al inventario innecesario se eliminan, y se mejora el rendimento general de la producción. Los beneficios JIT son especialmente eficaces en respaldar estrategias de respuesta rápida y bajo coste.

A) REDUCCIÓN DE DESPERDICIOS.

Hablamos de desperdicios cuando nos referimos a cualquier cosa o actividad que, desde el punto de vista del cliente, no añade valor:

  • productos almacenados.
  • productos en proceso de inspección.
  • productos que llegan con retraso.
  • productos esperando en las colas.
  • productos defectuosos.
  • etc.

El JIT proporciona entregas rápidas, reduce el trabajo en curso y acelera la producción, todo lo cual reduce el desperdicio. Como reduce el trabajo en curso, da poco opción a que se produzcan errores, poniendo mayor énfasis en una producción de calidad.

Estos esfuerzos en la reducción de desperdicios, liberan activos del inventario para otros usos más productivos. A efectos prácticos, el JIT expulsa los desperdicios fuera del sistema.

B) REDUCCIÓN DE LA VARIABILIDAD.

La variabilidad es cualquier desviación del proceo óptimo que entrega productos perfectos y a tiempo, siempre. Hemos de reducir la variabilidad provocada en nuestros procesos por factores tanto internos como externos.

El inventario oculta la variabilidad, que se torna en una palabra políticamente correcta para definir los problemas. Cuanta menos variabilidad haya en el sistema, menor desperdicio habrá. La mayor parte de la variabilidad es consecuencia de tolerar deseprdicios, o de una gestión deficiente:

  • Los empleados, las máqinas, los proveedores,…producen sin cumplir las normas, llegan tarde o no en la cantidad adecuada.
  • Los planos, ingeniería o especificaciones son inexactos o insuficientes.
  • Intentamos producri antes de que las especificaciones estén claras o definidas.
  • No conocemos las demandas reales de los clientes.
  • etc.

La variabilidad puede pasar desapercibida cuando hay inventario. Por eso es tan eficaz el JIT; elimina la variabilidad, y esa eliminación nos permite mover los materiales adecuados justo a tiempo para su utilización. Al final, reducimos el material en la cadena de suministros, ayudándonos a concentrarnos en añadir valor en cada paso.

C) ESTRATEGIA DE TIRAR O ARRASTRAR (PULL).

El concepto sobre el que JIT se basa es el de arrastrar o tirar de una unidad de producción hacia donde es necesaria, y justo cuando hace falta.

Un sistema de tirar o arrastrar utiliza señales para solicitar producción, y entrega el material a las estaciones situadas por encima de la que tiene capacidad de producción disponible.

El concepto de tirar o arrastrar del material a lo largo del sistema en lotes lo más pequeños posible conforme van haciendo falta, se utiliza tanto en la producción propiamente dicha como con los proveedores. Al tirar o arrastrar, el colchón de inventario que esconde los problemas se elimina, los problemas se hacen evidentes y se pone énfasis en la mejora continua.

Al suprimir el colchón del inventario, se reduce la inversión en el mismo, y el tiempo de ciclo de fabricación.

Un sistema de empujar (Push) entrega órdenes a la siguiente estación de trabajo independientemente de si es oportuno, y de la disponibilidad de recursos para trabajar ese material. Es la antítesis del JIT.

D) TIEMPO DE CICLO DE FABRICACIÓN.

Es el tiempo total que transcurre desde que las materias primas llegan hasta la salida de los productos terminados, para una unidad de producto, e incluyen todas las operaciones implicadas. Se trata de conseguir el menor posible, pero con el límite de la demanda del mercado.

Según el principio de la filosofía Just In Time, no se fabrica nada hasta que no sea necesario, cumpliendo así con las expectativas del cliente. Sólo al retirar un producto, se fabricaría uno nuevo.

La flexibilidad que se le exige a la planta de producción para responder de esta forma a la demanda, es total, y nunca se consigue plenamente. Sin embargo, hoy día resulta vital minimizar el inventario, debido a la obsolescencia de los productos y su variabilidad por los intereses del mercado.

En 1949, Toyota se encontraba al borde de la bancarrota. En Estados Unidos, la fábrica de automóviles de Ford era, al menos, 8 veces más eficiente que Toyota. El presidente de Toyota, Kiichiro Toyoda, planteó un desafío a los miembros de su equipo directivo: “alcanzar los ratios de producción de los Estados Unidos en un plazo de 3 años”.
Taiichi Ohno, vicepresidente de Toyota, aceptó el desafío, e inspirado en el funcionamiento de un supermercado americano, inventó el JIT, con ayuda de otras figuras como Shigeo Shingo e HIroyuki Hirano.
Ohno y Shingo fijaron su meta por escrito: “entregar material adecuado, en la cantidad justa, con calidad perfecta, en el sitio correcto y un poco antes de ser necesario”. Para lograr esta meta, desarrollaron diferentes metodologías que mejoraban el funcionamiento de la empresa.

Es importante destacar que el JIT aparece como el resultado de la aplicación de las diferentes metodologías adoptadas, y no como el punto inicial de una filosfía de producción diferente.

La aplicación sistemática de todas esas metodologías y herramientas (que, con detalle, podremos ver en el menú dedicado a las Herramientas y Técnicas) que recoge el Just In Time, trae como consecuencia una nueva filosofía de gestiónlo que realmente aporta valor a la empresa es el conocimiento adquirido en el proceso de implantación. Desde los 70, Japon sigue siendo pionero en metodologías de mejora en el trabajo.

En los diferentes submenús de este apartado, he introducido algunas ideas al respecto de cómo aplicar JIT en Proveedores, Lay-Out, Inventario, Calidad y potenciación de los Empleados. También un apartado interesante de cómo aplicar JIT en los servicios, y explicaciones detalladas sobre el famoso Sistema de Tarjetas Kanban.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: